terapia celular correcta

Terapia celular

Después del descubrimiento de las células madre (StemCells) por Till y McCulloch en 1961, surgió el concepto de terapia celular que consiste en introducir o inducir la proliferación de células madre pluripotenciales dentro o fuera del organismo.

La terapia celular, usada para sustituir o reparar la función de células o tejidos lesionados, consiste en trasplantar células individuales a un órgano receptor en cantidades suficientes para que sobrevivan y restauren la función normal. Representa una alternativa terapéutica para enfermedades cuyo tratamiento actual no es efectivo o simplemente no existe, proporcionando los elementos capaces de producir la regeneración de estos órganos y tejidos dañados. Entre todos los tipos de células que pueden ser empleadas, son las células madre o troncales las más empleadas en medicina humana.

Actualmente, en la especie humana existen más de 5.000 estudios clínicos (www.clinicaltrials.gov) sobre el tratamiento de patologías empleando células madre. Enfermedades tratadas con células madre no embrionarias incluyen las de origen hematológico, genético, cáncer, diabetes juvenil, Parkinson, ceguera y las lesiones de médula espinal. Los trasplantes de células madre de donantes y otras terapias celulares son enfoques de tratamiento que aprovechan el sistema inmune para combatir el cáncer y otras enfermedades utilizando células del paciente o de donantes sanos. Los trasplantes de células madre hematopoyéticas se usan para tratar cánceres relacionados con la sangre como la leucemia, el linfoma y el mieloma múltiple, así como ciertos trastornos sanguíneos no cancerosos.

Los pacientes primero reciben quimioterapia y / o radioterapia para borrar o reducir el número de células en su médula ósea, que alberga las células madre hematopoyéticas (sistema sanguíneo) que dan lugar a todos los demás tipos de células sanguíneas. Luego reciben una infusión de células madre, propias o de un donante compatible. Las células madre recién infundidas ingresan a los huesos, donde regeneran el suministro de sangre y el sistema inmunitario del paciente. Estas células madre hematopoyéticas aisladas de médula ósea puede ser usadas también el tratamiento de enfermedades como Alzheimer, Parkinson, cardiopatías, diabetes, cirrosis entre otras.

Otro tipo de células madre usadas en terapia celular son las células madre mesenquimales que son obtenidas de mèdulaòsea, lipoaspirado, tejido de cordòn umbilical y pulpa dental, colocadas en cultivo para su expansión y luego, aplicadas en tratamientos en enfermedades neurológicas, cardiopatías, enfermedad injerto contra hospedero (GVHD), fibrosis pulmonar, artritis reumatoide, entre otras.

Asimismo, un tipo adicional de terapia celular son las vacunas contra el cáncer. Algunas de estas vacunas consisten en células cancerosas que se extraen de un paciente y luego se rediseñan en un laboratorio para que el sistema inmunitario las reconozca más fácilmente. Luego se vuelve a inyectar en el paciente junto con un compuesto inmunoestimulante, las células cancerosas modificadas, ahora capaces de sobrevivir a largo plazo, pueden desencadenar un ataque vigoroso del sistema inmune contra células cancerosas similares, pero no modificadas, en todo el cuerpo.

Otro tipo de vacuna contra el cáncer basada en células se crea al eliminar ciertas células del sistema inmunitario de la sangre de un paciente y exponerlas a sustancias químicas que las convierten en células dendríticas, que son capaces de mostrar proteínas relacionadas con el cáncer en su superficie. Las células luego se combinan con una o más proteínas relacionadas con el cáncer para provocar una respuesta inmune robusta a las células tumorales después de la infusión en el paciente.

Las células del sistema inmune modificadas genéticamente, incluidas las células T del receptor del antígeno quimérico (CAR), son otra forma de terapia celular que implica modificar el brazo atacante del sistema inmune en lugar de las células cancerosas mismas. Después de que una muestra de las células T de un paciente se ha recolectado de la sangre, las células se diseñan para producir receptores especiales que ayudan a las células a identificar y atacar las células cancerosas cuando se las inyecta nuevamente al paciente.

2 thoughts on “Terapia celular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *