Células Madre mesenquimales de Lipoaspirado

 

La grasa es una fuente ideal de células madre mesenquimales (MSC), las cuales tienen una cantidad de 500 veces mayor que el de la médula ósea.

La liposucción es la técnica más efectiva para extraer la suficiente cantidad de grasa necesaria para obtener MSCs. Para ello, se creó un sistema validado y estéril de extracción, bolsa y transporte de la grasa al laboratorio. Se trata de llevar a cabo una liposucción convencional, con el valor añadido de que parte de la grasa que se extrae en ella se envía a un laboratorio para aislar, cultivar y conservar MSCs. Este procedimiento se lleva a cabo en paralelo con la liposucción, sin ningún inconveniente para el paciente, siendo el tiempo quirúrgico y postoperatorio empleados exactamente iguales a los de una liposucción convencional.

Las MSCs obtenidas de tejido graso aspirado poseen una alta capacidad de diferenciación en adipocitos, osteocitos, condrocitos y miocitos demostrada por numerosos estudios previos. Además, las células grasas de linaje específico pueden ser conservadas a baja temperaturas durante largos periodos de tiempo, manteniendo todo su potencial hasta el momento de ser reutilizadas en beneficio del paciente.

Además, es tejido autólogo (del propio paciente) , adulto (no embrionario)por lo que no hay problemas éticos o inmunológicos. Se ha demostrado que son capaces de regenerar tejidos. La ventaja que sean células mesenquimales es que son capaces de diferenciarse en múltiplos tejidos d células, como el hueso, el músculo, el cartílago, o la propia grasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *